14.12.2017
Los Hechiceros
DIABLO 2 - culturas

Los Hechiceros

El Clan Zann Esu

El clan de magas de Zann Esu es uno de los más veteranos de los clanes antiguos, aunque poco se sabe de él hoy en día. Hace siglos, los catorce poderosos clanes de brujas de Esu se reunieron por primera vez desde hacía generaciones. Lo que discutieron no se conoce, pero las brujas abandonaron su estilo de vida anterior y, como grupo, desaparecieron en las selvas del Este.

magos

La ubicación exacta de su comunidad es un misterio. Hasta hace poco, su único contacto con el mundo exterior se producía durante las campañas de alistamiento. Una vez cada siete años, las seguidoras de Zann Esu visitaban a determinadas familias del territorio de Santuario. Estas familias tenían una cosa en común: cada una de ellas tenía una hija de siete años. Las visitantes Zann Esu, siempre amables y corteses, se reunían con las niñas, hacían algunas preguntas y luego, se marchaban. Visitaban por segunda vez a una selección de niñas y se les ofrecía ser aprendices. Las familias de estas elegidas siempre disfrutaban de una gran fortuna durante muchos años. Las Zann Esu, o hechiceras, como se las conoce generalmente, realizan una búsqueda de la pureza, persiguen la magia “perfecta”. Creen que las otras disciplinas de magia son fortuitas y en su lugar, eligen centrarse estrictamente en la magia elemental. Moldean los elementos básicos y los transforman en las formas mágicas que necesitan, amenazando a todas las otras disciplinas mágicas con volverlas obsoletas. Con el fin de alcanzar la perfección en estas transmutaciones elementales, seleccionan sólo a aquellas hijas de Santuario con el nivel más alto de sintonía con los elementos mágicos.

Las hechiceras creen que es mediante la búsqueda de la perfección como alcanzarán la pureza suprema y ascenderán al lugar al que están destinadas como las magas más poderosas de Santuario. Durante siglos han estudiado en secreto, perfeccionando su arte y aguardando hasta el momento en que se produzca la Aparición del Mal. Luego, se enfrentarán a su mayor reto: probar la pureza de su magia o bien desparecer de la faz de la tierra. Los oráculos de Zann Esu han decretado que el momento de la Aparición está al llegar. La destrucción de los Males Fundamentales será la mayor prueba que tendrá que superar el clan. Hace poco, las hechiceras han empezado a aparecer misteriosamente por los territorios de Santuario para combatir a los secuaces del Mal allá donde los encuentren.

 

El Clan Vizjerei

El Clan Vizjerei fue uno de los clanes de brujos orientales con mayor influencia en Aranoch y Kehjistan. En el tercer siglo, dos hermanos pertenecientes a las filas del clan de magos Vizjerei llegaron al poder. Sus nombres eran Horazon y Bartuc. Ambos eran igual de poderosos y ambiciosos, ambos estaban fascinados por el poder que podían obtener a través de la práctica de magias demoníacas. Sin embargo, se diferenciaban por el método que preferían para estudiar a los demonios. Horazon veía a los demonios como una gran fuerza de poder, sentía que para sacar el mayor partido debía hacerse con uno y doblegarlo a su voluntad. Su hermano, sin embargo, llegó a sentir simpatía por los poderes demoníacos y pensaba (influenciado en gran medida por los demonios) que la mejor forma de entender las fuerzas demoníacas era aliarse con las autoridades infernales para que compartiesen con él sus secretos libremente. Eso es exactamente lo que hizo. Sus filosofías opuestas causaron una gran escisión que dividió las filas y desgarró el clan Vizjerei. Cuando por fin su fiera rivalidad culminó en el inevitable violento enfrentamiento, los combatientes se dieron cuenta demasiado tarde de que habían sido utilizados como títeres por el ejército demoníaco. La siguiente batalla tuvo tales proporciones que llenó de luz el firmamento y, cuando todo hubo terminado y sólo quedo el silencio del remordimiento, Bartuc yacía muerto, Horazon había desaparecido en un exilio que él mismo se impuso, y los Vizjerei habían aprendido una lección a un precio muy elevado. El pequeño grupo de hechiceros supervivientes, vestigios del que fuese el gran clan Vizjerei, decidió rechazar la magia demoníaca a partir de ese momento y continuar con su estudio de la magia elemental.

 

La Orden de los Horadrim

Los Horadrim son una antigua hermandad de magos formada por el Arcángel Tyrael para combatir los Tres Males Primordiales cuando fueron desterrados al reino mortal, Diablo, Mefisto y Baal. La Orden de los Horadrim se formó por el Arcángel Tyrael a partir de los tres clanes de magia de Oriente con la tarea de derrotar a los tres grandes Señores Infernales que estaban devastando el reino de los mortales. Tyrael dio a los Horadrim tres Piedras del Alma, unos poderosos artefactos que serían capaces de contener a los demonios una vez que hubieran sido derrotados. Mephisto, el Señor del Odio, fue derrotado y capturado en Kehjistan, encarcelado bajo el Templo de la Luz en Kurast, donde los monjes de la Iglesia de Zakarum se encargaron de proteger la Piedra de Alma. Diablo y Baal escaparon más al Oeste de Aranoch donde Baal se escondió dentro de la ciudad de Lut Gholein. Luego se dirigió hacia al Norte por el desierto pero a pocos kilómetros los Horadrim le encontraron y atacaron. Durante la pelea, uno de los ataques de Baal rompió la Sagrada Piedra del Alma. A pesar de todo, el gran mago Tal Rasha logró someter al Señor de la Destrucción, pero la piedra destrozada no pudo contener el demonio, por lo que Tal Rasha trató de contener a Baal en su interior condenándose ambos a quedar encarcelados en una tumba bajo las arenas del desierto donde sus almas lucharían por toda la eternidad. El resto de Horadrim dio con Diablo en el Oeste, siguiendo la estela de terror que el demonio extendió a su paso hasta llegar a Khanduras. Después de una batalla épica, Diablo fue encarcelado en la restante Piedra del Alma y sus restos depositados en la parte inferior de un gran laberinto en una catedral en la ciudad de Tristán. La amenaza había desaparecido con ella y el paso del tiempo el número de miembros de la Orden de los Horadrim se redujo hasta solamente quedar uno. Jered Caín.

 

El Clan Taan

Los magos del Clan Taan se centraron principalmente en los ritos Skatsimi para el uso de su magia. Poco se sabe de este reducido y misterios Clan de magos, aunque un rasgo que les caracteriza es su habilidad para pasar inadvertidos, pues detestan delatar su condición y atraer hacia ellos la atención de los Poderes Infernales.

 

Skatsim

Skatsim era la religión en Kehjistan antes de la ascensión de la Iglesia de Zakarum, el culto Skatsimi es conocido como la “Antigua Religión”. Aunque esta religión parece haber sido olvidada desde la aparición de la Iglesia de Zakarum, hay un puñado de artefactos Skatsimi que permanecen en la selva de Kurast. Uno de esos artefactos es una daga sagrada conocida como la Gidbinn, que tenía poderes mágicos. Otro fue el Libro Negro, escritas por un sabio llamado Lam Esen, que estudió los ritos Skatsimi y los efectos de los demonios mayores en el mundo, el libro fue considerado una herejía por la Iglesia de Zakarum y se le perdió el rastro en los abandonados templos en ruinas en torno a Travincal.