24.08.2017
REGIMIENTOS DEL IMPERIO
LA IRA DEL IMPERIO - REGIMIENTOS DEL IMPERIO

Redentores de Sigmar

Muchos seguidores de la ideología de Luthor Huss tomaron a Valten por la personificación de Sigmar, progresivamente la facción fue creciendo conforme se acercaba el Fin de los Tiempos.

En los oscuros tiempos que corren, se necesita más que nunca de la fe en Sigmar. Los invasores del norte han sido repelidos y contenidos temporalmente, pero el precio pagado a cambio de esta proeza ha sido el hambre y la enfermedad. Muchos habitantes del Imperio han depositado su esperanza en Luthor Huss y recorren los caminos para propagar su mensaje apocalíptico.

Son verdaderos creyentes a los que Sigmar guía para realizar acciones de verdadera valentía. Este Regimiento, compuesto por Sacerdotes guerreros, Cazadores de Brujas, Flagelantes y Soldados, ha evitado más de una derrota al impedir que las tropas imperiales huyesen, y liderándolas, las han conducido hacia gloriosas victorias. Por ello, es creencia popular que estos fervientes devotos han sido bendecidos por la voluntad divina de Sigmar. 

Actualmente luchan por recuperarse de las innumerables bajas que sufrieron tras luchar junto a Valten y Luthor Huss en la Tormenta del Caos.

 

Compañía Libre de Altdorf

Fundada de manera espontánea para defender al Imperio de la amenaza de Vlad von Carstein, la Compañía Libre de Altdorf ha sufrido altibajos a lo largo de su historia. A pesar de llevar los colores de Reikland, la Compañía se denomina originaria de Altdorf en honor a su fundador.

Los combatientes originales que formaron esta Compañía eran personajes de lo más variopinto, entre ellos se podía encontrar tanto a viejos soldados como a jóvenes y entusiastas aventureros.

A lo largo de los años, la Compañía Libre de Altdorf ha pasado el mando a cada nueva generación del capitán que la fundó, cuyo nombre de pila es respetado y guardado en secreto por los soldados de la Compañía.

En varias ocasiones, las atrocidades de la guerra han estado a punto de hacer desaparecer a los recios soldados de esta compañía, sin embargo, han sobrevivido gracias a los constantes voluntarios que quieren formar parte de sus filas y compartir la gloria de tan honorable soldadesca.

Actualmente, la mayoría de sus miembros son soldados veteranos que han sobrevivido a las hordas invasoras del Caos y que han visto cómo sus respectivos regimientos eran derrotados. Su afán por combatir les ha llevado a unirse a la Compañía Libre de Altdorf para volver al campo de batalla y honrar a los compañeros de armas perdidos en combate.