22.05.2017
SOCIEDAD DE LOS ORCOS
SOMBRAS DE MORGUL - SOMBRAS DE MORGUL

SOCIEDAD DE LOS ORCOS

Los orcos son los ejemplos vivos de la crueldad, la indulgencia, la ambición y el mal. Los orcos son caníbales, codiciosos, avaros y brutales. Odian a todas las demás tribus y todas las demás razas, y solamente se toleran cuando cuentan con un líder fuerte que los mantiene unidos. Casi todos los cargos dentro de la sociedad se ganan mediante el combate, los rituales, los asesinatos o formas similares que concluyen con un derramamiento de sangre. Las tribus suelen distinguirse por coleccionar trofeos grotescos; párpados, orejas, narices, huesos de los dedos, etc. A los orcos les encanta comer brutalmente, pero respetan el turno de comidas y cada orco come con los de su casta. La única cosa que admiran los orcos es el poder, y sólo el poder puede inspirarles algo parecido a la lealtad. Generalmente los orcos odian a los amos a los que sirven y temen, pero ocasionalmente surge un orco que admira el poder de su señor y muestra una cierta lealtad hacia él. “El poder conlleva el derecho” es el axioma más pura y devotamente seguido por todos los orcos, y el único tipo de herencia es el de algún objeto, como un arma-tótem tribal, que pasa al orco más fuerte que suceda al poseedor anterior.


CLAN DURBAGHÂSH

De todos los orcos de Moria, los Durbaghâsh o “Señores del Fuego”, son los más hábiles en las artes de la minería y la herrería. Su símbolo, una serpiente negra sobre fondo rojo, da a conocer que son la hueste más diferenciable dentro de una raza sin sutileza.

Cuando aún moraban en Moria, los Señores del Fuego deseaban conquistar las Minas y Salas de Fundición que estaban en poder de los Snagahai, y a pesar de que ya no se pueden disputar el territorio, su rivalidad aún persiste. Las especies más comunes son orcos o medio orcos, aunque puede haber algunos trasgos entre sus filas. Habitualmente prefieren el uso de escudos y espadas, aunque algunos los sustituyen por cotas de malla y lanzas. Cuando su inestable y a menudo trastornado caudillo, Maugrath, aún vivía realizaban ataques rápidos y sangrientos para lograr sus objetivos. Ahora son dados a realizar peculiares demandas para forzar enfrentamientos devastadores e impredecibles. A la mayoría les une su amor por los aparatosos sacrificios ceremoniales, y es una de las razones por la que los Durgabhâsh hacen prisioneros.


CLAN SNAGAHAI

Había más de seiscientos Snagahai en Moria. El “Pueblo Esclavo” era la tribu más numerosa en la Tierra Bajo la Montaña. A pesar de su número también era la menos unida de las tribus, y como consecuencia son los que más sufren. Los Snagahai son tremendamente astutos, solían desplazarse lentamente para no llamar la atención y así poder masacrar a enemigos aislados quedándose tanto su comida como sus territorios. La tremenda ambición de Ulzog, el último rey de los Snagahai provocó sangrientas luchas internas al nombrar Señores a sus tres incontrolables hijos, quienes sólo se unían cuando los Snagahai eran amenazados por un peligro externo.

La especie más abundante dentro del clan son los trasgos, aunque también cuentan con una gran fuerza compuesta por orcos.

Los Snagahai habitualmente llevan cotas de malla, escudos y una o dos espadas junto a una robusta lanza. Su símbolo es rojo y está representado por un par de cimitarras cruzadas. Estos maestros de la autopreservación son excelentes cazadores y exploradores.


CLAN URGINGÛRZ

Los orcos “Sembradores de la Muerte” no fueron más de trescientos. A pesar de ello, eran los más fuertes en Moria. En el clan predominaban los uruks, aunque también se podían encontrar orcos y medio orcos. Suelen preferir las armaduras de cuero y usar espadas cortas, cimitarras de dos manos o hachas. Los que usan escudos muestran como símbolo un cráneo que babea sangre, y lo suelen acompañar con una lanza corta. Los Urgingûrz siempre han demostrado una sorprendente habilidad para organizarse en la lucha.

Ufamog, el gran Señor troll que les acaudillaba antes de morir, se cuidó muy bien de procurar que así fuera, ya que su clan habitaba en el Sexto Nivel de Moria. Entonces no había ninguna discusión sobre quién era el que mandaba entre los Urgingûrz, pero ahora es diferente.